Nuestra Historia

Conoce los origenes de Ferros Poch

Trabajando desde 1922

Los Orígenes

Los orígenes de Ferros Poch se remontan al año 1922. Salvador Poch i Bové fue el fundador, tío de Elías Poch i Dot. En sus inicios la actividad principal era la recuperación de materiales a partir de la chatarra.

Fue después de la Guerra Civil, durante la posguerra, cuando Elías Poch i Dot fue transformando el negocio, paso a paso y con decisión, hasta convertirlo en el almacén de productos siderúrgicos que es hoy en día.

El  primer emplazamiento

El primer establecimiento estuvo en el Raval del Pallol, en el centro de la ciudad de Reus. Más tarde, se trasladó al Callejon de L’Hospital y en unos años volvió a cambiar la ubicación para instalarse en la Riera de Miró.

El empuje definitivo

El empujón definitivo como almacenista de hierros de unas dimensiones considerables fue a partir de la nueva sede en la Calle dels Banys, ya más alejado del centro de la ciudad. Estas instalaciones fueron ampliadas a inicios del año 70 con una nave de 1.500 m2 en la Calle Muralla, adosada a la anterior; pasando a tener una superficie construida de 3.500 m2.

Con el paso de los años, estas instalaciones se quedaron rodeadas de viviendas, este hecho propicio nuestro traslado, el año 2003, a nuestro emplazamiento actual en el Polígono Industrial de Constantí.

Ferros Poch a día de hoy

Actualmente, con la nave de 6.000m2 de superficie ubicada en el polígono de Constantí, entre Reus y Tarragona, y nuestra flota de camiones suministramos materiales siderúrgicos por todo el sur-este de Cataluña, siendo uno de los almacenes más antiguos del país.

Nuestra historia

en imágenes

Conoce nuestros servicios y productos